Saltear al contenido principal

¿Cambio de tendencia?

Desafección y enfado siguen siendo los mejores calificativos para describir a la opinión pública española, tal y como pone nuevamente de manifiesto el Barómetro Político de España de otoño de EL PERIÓDICO. De su análisis queremos destacar algunas cuestiones. En primer lugar, una leve mejora de los indicadores de percepción de la situación de la economía. En segundo lugar, la persistente debilidad de los dos grandes partidos estatales, especialmente del PSOE. Y en tercer lugar, la irrupción de Ciutadans en el escenario político español. […]

La percepción de la situación económica del país sigue siendo mayoritariamente negativa, pero se constata un cierto cambio de tendencia que ya empezaba a apuntarse hace cinco meses. Por ejemplo, los que piensan que el peor momento de la crisis ya ha pasado son ahora el doble que a principios de año. En el mismo sentido, descienden los que no tienen ninguna confianza en una mejora de la situación económica a un año vista.

Ahora bien, este leve cambio en las percepciones no sirve para que el PP mejore sus expectativas, pero sí para frenar la tendencia a la baja que venía sufriendo esta fuerza política desde el principio de la legislatura. Es más que posible que una hipotética mejora de la situación económica tenga un efecto positivo en la proyección electoral del PP, aunque la situación general del país a nivel político no le permitirá recuperar todo lo que ha perdido hasta ahora. Por un lado, le pesará en contra el rechazo mayoritario que se observa hacia algunas de las políticas emprendidas por el Ejecutivo (como las reformas impulsadas por los ministros José Ignacio Wert, Jorge Fernández Díaz o Alberto Ruiz-Gallardón ), criticadas incluso por una parte de su electorado. Por otro lado, tampoco le favorecerá la desafección política que se observa entre la ciudadanía y que afecta especialmente a los principales actores políticos de los últimos años, que son vistos como los principales responsables de la situación actual del país (corrupción, impunidad, complicidades con el sector financiero, etc).

En este sentido, el PSOE se encuentra en una situación similar a la del PP, o peor, ya que no consigue hacer olvidar su última etapa de gobierno ni transmitir un proyecto de cambio. La conferencia política celebrada por los socialistas hace pocas semanas no parece haber cumplido este objetivo ante la opinión pública española.

Finalmente, la novedad de la encuesta la protagoniza el partido liderado por Albert Rivera, que lograría hacerse un sitio en el escenario político español y podría obtener representación en el Congreso de los Diputados. En este sentido, el barómetro pone de manifiesto que el apoyo que empieza a recoger Ciutadans no se restringe solo a Catalunya, sino que va más allá y llega a buena parte del territorio del Estado, destacando especialmente en Madrid. El partido de Rivera entra en el espacio de UPD y recibe votos sobre todo del PP y de la abstención. El espíritu regenerador, de novedad y de cambio que para algunos transmite esta fuerza parece estar detrás de su crecimiento en los últimos meses. Es posible que también tenga algo que ver el hecho de que, en medio del conflicto entre Catalunya y el Estado, aparezca un catalán reivindicando España.

Artículo publicado en EL PERIÓDICO DE CATALUNYA el 6 de diciembre de 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba