Saltear al contenido principal

Sacudida

Hace un par de semanas el Barómetro Político de España reflejaba los efectos que los resultados de las elecciones europeas habían tenido en la opinión pública española y su traslación a las preferencias políticas de la ciudadanía a ámbito estatal. En la misma línea, el Barómetro Político de Catalunya que hoy publica EL PERIÓDICO pone de manifiesto una sacudida similar sobre el escenario político catalán, en el que se acentúan las tendencias derivadas de los dos fenómenos que están marcando la política de nuestro país en los últimos tiempos. […]

En primer lugar, se refuerzan las tendencias que ya se venían observando desde que la independencia se ha situado en el centro del debate político catalán: crecimiento de los partidos que defienden posiciones más claras en esta cuestión (ERC y C’s) y retroceso de los que ofrecen posturas más ambivalentes al respecto (CiU y el PSC). De hecho, en esta línea, la Diada del 2012 ya supuso para el escenario político catalán un primer bache, como pusieron de manifiesto las elecciones del 25 de noviembre de aquel año y como vienen reflejando todas las encuestas publicadas desde entonces.

En segundo lugar, también se acentúan las tendencias que se vienen observando tanto en Catalunya como en el conjunto de España desde que estalló la crisis y sobre todo desde que se empezaron a aplicar las políticas de austeridad, primero por parte del Gobierno del PSOE y después por el del PP. Estas tendencias han cristalizado plenamente en estas elecciones europeas, caracterizadas por la caída de los partidos tradicionales y el crecimiento de las nuevas fuerzas o de las que encarnan mejor la nueva política.

El barómetro publicado hoy pone de manifiesto que en Catalunya estas tendencias refuerzan a partidos como ERC, Ciutadans, la CUP y ahora Podemos, que también irrumpe con fuerza en el panorama político catalán. Todo esto dibuja un escenario político completamente nuevo con respecto a hace solo cinco años. De hecho, el barómetro publicado hoy registra datos nunca obtenidos hasta ahora: 1) ERC ganaría hoy no solo las elecciones catalanas, sino también las generales por primera vez. De hecho, tanto en las elecciones al Parlament como al Congreso, los republicanos obtienen su intención directa de voto más alta de toda la serie de barómetros publicados por EL PERIÓDICO desde hace más de 10 años. 2) Por contra, CiU y el PSC registran sus mínimos en intención directa de voto en ambos comicios y obtendrían hoy sus peores resultados en tres décadas, tanto en unas elecciones como en las otras. 3) Podemos aparece con fuerza en Catalunya, como el tercer partido en intención directa de voto en las elecciones catalanas y el segundo en las generales. 4) La fuerza de los partidos nuevos se refleja especialmente entre los jóvenes, que sitúan en primer lugar en intención directa de voto en las autonómicas a ERC, seguida de Podemos, la CUP i C’s, castigando a los partidos tradicionales.

En definitiva, se dibuja un escenario catalán cada vez más fragmentado, que llevaría al Parlament hasta ocho fuerzas políticas diferentes, y en el que cada vez se distingue menos entre las elecciones autonómicas y las generales. En este sentido, la intención directa de voto recogida de cara a las elecciones catalanas y a las generales cada vez son más similares, lo mismo que pasa con el voto estimado en un caso y en el otro. De hecho, las europeas dejaron en Catalunya unos resultados más propios de unos comicios en clave catalana que española. Así pues, el voto dual, que había caracterizado al electorado catalán, parece diluirse en un contexto marcado por el debate soberanista y el desgaste del sistema de partidos tradicionales, que señala el inicio de una nueva época.

Artículo publicado en EL PERIÓDICO DE CATALUNYA el 25 de junio de 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba