Saltear al contenido principal

Inicio

En las próximas líneas nos proponemos compartir el experimento metodológico realizado por GESOP, en colaboración con Netquest, con el objetivo de evaluar la viabilidad de utilizar simultáneamente más de un método de recogida de la información en estudios cuantitativos de carácter social y/o político. En concreto, hemos querido comprobar la viabilidad de combinar la metodología on-line y la telefónica para la obtención de una única muestra representativa de la población, manteniendo en todo momento la calidad de los resultados obtenidos. […]

Desde hace tiempo, GESOP viene observando una dificultad creciente para contactar con determinados segmentos de población a través del teléfono fijo, como consecuencia del lento pero progresivo descenso de la presencia de este dispositivo en los hogares de nuestro país. Esta tendencia a la baja del teléfono fijo se está produciendo a la vez que crece de forma imparable el uso de Internet. Todo parece indicar, además, que ambas tendencias se dan a velocidades diferentes según la edad de los individuos. Así, muchos jóvenes se desprenden del fijo cuando se independizan, pero prácticamente todos ellos disponen de acceso a Internet y utilizan la red con frecuencia. En cambio, entre los individuos de más edad se sigue manteniendo el teléfono fijo en el hogar, pero el uso de Internet todavía no es general, sobre todo a partir de los 65 años. De hecho, entre los mayores, el acceso a la red todavía está muy determinado por la capacidad económica y el nivel de estudios de los individuos.

Así pues, a partir de la experiencia adquirida a lo largo de los años por GESOP en la planificación y realización de trabajo de campo a través de diferentes métodos, se ha formulado la hipótesis de que la combinación del teléfono e Internet para la realización de encuestas de opinión permitiría un acceso más fácil, más rápido e igual o más representativo que el uso exclusivo de uno de los dos métodos en solitario. Se trataría, pues, de realizar encuestas por Internet para llegar a los segmentos de población más jóvenes, entre los que el fijo cada vez está menos generalizado, y continuar utilizando el teléfono para aquellos segmentos de población de más edad, entre los que la disponibilidad de fijo en el hogar todavía es habitual. En definitiva, el objetivo es acercarnos a cada segmento de población a través del método que nos garantice un mejor acceso al mismo.

El experimento ha consistido, pues, en la realización de un mismo estudio por dos vías diferentes, para terminar comparando los resultados de las dos muestras recogidas: una totalmente realizada por teléfono y la otra obtenida en parte por teléfono y en parte por internet. Puede verse el detalle del análisis realizado en este documento, que explica la metodología desarrollada, así como el detalle de los resultados obtenidos en cada una de las variables tanto por una vía como por la otra.

La prueba realizada permite concluir que la combinación de ambas metodologías en estudios de carácter político o de opinión es factible. Prácticamente no se observan diferencias significativas entre los resultados obtenidos a través de una técnica y de la otra y las existentes no son estrictamente atribuibles al método de recogida de la información utilizado. Además, se ha conseguido llegar de forma más eficaz y eficiente a los diferentes segmentos de la población objeto de estudio, utilizando en cada caso la metodología que asegura un menor sesgo en la muestra resultante. Evidentemente, las conclusiones de esta primera prueba deben ser confirmadas en futuras investigaciones, pero señalan la viabilidad de ir introduciendo la metodología online en el ámbito de los estudios sociales y de opinión pública, manteniendo el rigor y la calidad de los resultados obtenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba