Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider
Lunes, 20 Noviembre 2017 13:48

Se vislumbran cambios

Escrito por 

Desde la última encuesta de EL PERIÓDICO, hace un mes, en Catalunya han pasado muchos hechos importantes, pero la proclamación de la república catalana, la aplicación del 155, la entrada en prisión de la mitad del Govern y la huida hacia Bélgica de la otra mitad seguramente son los más notables. El otro hecho de relevancia ha sido la convocatoria de elecciones que anunció Rajoy el mismo día que ponía en marcha el 155. La encuesta de octubre mostraba que las elecciones eran la solución que generaba más consenso para resolver la situación generada tras el referéndum del 1-O. [...]

Aunque seguramente no de la manera que la mayoría hubiera deseado, el próximo 21-D tendremos elecciones para elegir nuevos Parlament y gobierno o para, según algunos, restituir el gobierno legítimo cesado tras el 27-O. Desde el punto de vista electoral, la principal diferencia con respecto a las elecciones del 2015 es que las fuerzas independentistas concurren por separado. Esto nos vuelve a un esquema más tradicional, si bien la división principal la fija, más que nunca, el eje independentista sobre el eje ideológico.

La encuesta llevada a cabo la última semana revela un leve retroceso del bloque independentista aunque poco significativo. Sin embargo, muestra cambios importantes en cuanto a la correlación de fuerzas. ERC vuelve a retroceder y se sitúa por debajo de 40 escaños. Junts per Catalunya comienza la carrera electoral con cuatro puntos más de los que tenía el PDECat hace un mes. Lo que pierde ERC lo gana la lista de Puigdemont. Todos los indicadores lo señalan como casi el único activo de esta candidatura. Por su parte, la CUP retrocede, en buena medida, por los votos que cede a ERC.

En el bloque no independentista los socialistas mejoran de forma destacable en todos los indicadores y la estimación de los resultados los sitúa compitiendo por la segunda posición. Aunque todavía tienen una parte de su electorado indeciso, muestran una notable capacidad de atracción de votantes de otros partidos. Iceta, aunque a mucha distancia de Puigdemont, sale el segundo en preferencias para presidente, ligeramente por delante de Junqueras y Arrimadas. También Ciudadanos crece, especialmente por los votos que recibe del PP, que retrocede hasta ocupar la última posición del Parlament. Los comunes no repuntan y siguen con una fidelidad muy baja y cediendo sufragios, especialmente a PSC y ERC.

Lo que sí se pone de manifiesto es que la campaña se presenta con más expectación y movilización que nunca, incluso más que en el 2015, cuando los datos ya eran excepcionales. Aquellas elecciones eran el voto de su vida para los independentistas y esta vez parece que mayor número de no independentistas se sumarán a esta idea.

El mes que queda hasta las elecciones traerá más cambios. Se vislumbran unas tendencias que posiblemente se reforzarán de aquí a las elecciones. Y, si el grado de movilización se mantiene, el jueves electoral traerá las elecciones más participativas que ha habido en Catalunya.

Artículo publicado en EL PERIÓDICO DE CATALUNYA el 20 de noviembre de 2017.