Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider Vinaora Nivo Slider
Sábado, 25 Febrero 2017 00:00

Estabilidad a la espera del PSOE

Escrito por 

El último Barómetro Político de España de EL PERIÓDICO dibuja un escenario muy similar al surgido de las urnas el pasado 26 de junio. Los cuatro grandes partidos políticos del país obtendrían hoy resultados muy similares a los de entonces, dado que todos se mueven, como mucho, un punto arriba o abajo con respecto a las últimas elecciones. Ahora bien, estas pequeñas variaciones en la correlación de fuerzas dan lugar a un par de cambios relevantes en el mapa político del país. [...]

En primer lugar, unas elecciones hoy situarían al PP y C’s más cerca de sumar la mayoría absoluta, aunque sin tenerla garantizada. El partido de Rajoy mantiene una alta fidelidad de voto entre su electorado y obtendría un resultado muy similar al del 26 de junio, mientras que el de Rivera recuperaría parte del terreno perdido en los últimos comicios, ya que es el principal beneficiado de las pocas fugas de votos de los populares.

El cambio más vistoso es la segunda posición de Unidos Podemos, que desplaza al PSOE al tercer lugar. Ambas formaciones llevan meses disputándose el liderazgo de la izquierda española y las dos veces que se han enfrentado en las urnas en el conjunto del país, el 20 de diciembre del 2015 y el pasado 26 de junio, el PSOE se ha impuesto a la formación morada por un estrecho margen. Hoy este pulso se mantiene vivo, con Unidos Podemos solo unas décimas por delante. Ambas formaciones han atravesado crisis internas durante los últimos meses, que han puesto en evidencia las discrepancias entre sus principales líderes. Ahora bien, el hecho de que el congreso de Vistalegre II haya cerrado la crisis de Podemos (al menos, de momento) parece situar a esta formación en situación más ventajosa. Satisfechos o no con los resultados de este congreso, lo cierto es que la fidelidad de los votantes de Unidos Podemos es alta, lo que permite al partido mantener los resultados del 26-J y aprovechar la debilidad de los socialistas.

En cambio, la batalla interna en el PSOE sigue abierta, y lo estará como mínimo hasta mayo, tiempo durante el cual el partido estará en situación de interinaje, sin liderazgo ni estrategia de futuro definida. En consecuencia, los datos del Barómetro la sitúan ahora como la formación que muestra mayor debilidad, con una baja fidelidad de voto entre sus votantes e indefinición. Aún así, los votantes socialistas desencantados con la situación del partido están desmovilizados, si bien no se han fugado a otras formaciones, y el PSOE y Unidos Podemos continúan en empate técnico. Así, los acontecimientos de las próximas semanas serán claves para ver si los socialistas pueden retener a sus votantes indecisos, recuperar los perdidos y romper el empate permanente que vive la izquierda española en los últimos tiempos, en un sentido o en el otro.

En cualquier caso, más allá de la situación de cada uno de los partidos, el Barómetro pone de nuevo en evidencia la negativa valoración de la situación política del país por parte de la mayoría de los ciudadanos, tan mala como hace un año. En este tiempo, también ha crecido la desconfianza hacia las cuatro grandes formaciones del país, que en este indicador presentan datos similares entre sí, sin muchas diferencias entre partidos nuevos y viejos. Todo parece indicar que los diez meses de batalla política para la formación de un nuevo gobierno, con repetición de elecciones incluida, han dejado secuelas en la ciudadanía que los partidos tendrían que intentar hacer olvidar por su bien y el del país.

Artículo publicado en EL PERIÓDICO DE CATALUNYA el 25 de febrero de 2017.